La posada Rancho Iberá fue diseñada como una antigua casa de campo, donde se destaca su decoración sencilla y cálida. Cuenta con una amplia galería con vista al parque y una cómoda sala de estar con televisión satelital, sillones, almohadones y servicio de wi-fi. Además disponemos de un amplio y confortable quincho para disfrutar de las tardes al aire libre.

Todas nuestras habitaciones tienen vista al parque, compuesto por una rica y cuidada arboleda y en donde podrá disfrutar de la piscina y el solarium.

Capacidad máxima: 21 huéspedes.

 







 





 


FOTOGRAFIAS: BELEN ETCHEGARAY
facebook.com/BelenEtchegarayFotografia/